Tres menores afectados por una encefalitis de origen vírico en Los Realejos.

Uno de los afectados ha sido dado de alta y los otros dos evolucionan favorablemente.
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, informa de que durante la semana pasada se han producido tres ingresos hospitalarios en niños de edades cercanas a los dos años de edad, residentes en el municipio de Los Realejos con un cuadro de encefalitis de origen vírico.

Uno de los menores ha recibido el alta hoy, y los otros dos continúan ingresados en un centro hospitalario de Tenerife, presentando una buena evolución

Se trata de un acúmulo de casos aparentemente no relacionados entre sí, ya que no se ha podido determinar que exista un nexo común. Uno de los casos es alumno de una escuela infantil de Los Realejos. Los otros dos afectados no acudían a esa escuela.

Los resultados de las pruebas de laboratorio realizadas apuntan a enterovirus como agente causal. Muestras biológicas de los tres casos serán enviadas al Laboratorio de Referencia del Centro Nacional de Microbiología para confirmación diagnóstica y genotipado de los virus.

Se ha establecido contacto con la dirección de la escuela infantil a la que asiste uno de los menores ingresados y se le han trasladado las recomendaciones a seguir para prevenir la transmisión de enterovirus en instalaciones de ese tipo.

La infección por enterovirus está muy difundida a nivel mundial, siendo los niños y los adolescentes los que se infectan y padecen la enfermedad con más frecuencia.

Los enterovirus pueden producir enfermedades diversas que abarcan desde conjuntivitis, cuadros respiratorios, encefalitis, meningitis, miocarditis, parálisis flácida aguda, etc. si bien, muchas infecciones causadas por enterovirus son asintomáticas.

Los enterovirus circulan durante todo el año y no se puede predecir cuando van a producir casos o brotes. Se eliminan por las heces, saliva o secreciones respiratorias, por lo que se transmiten por via fecal-oral y por vía respiratoria.

No se dispone de vacunas para prevenir la enfermedad por lo que las medidas ante la aparición de casos está dirigidas a la prevención de la transmisión del virus:

Extremar las medidas de higiene, con especial atención al lavado de manos e higiene de los niños, las personas infectadas y sus convivientes.
Limpiar y desinfectar frecuentemente las superficies que puedan haber estado contaminadas.

Evitar que los niños enfermos asistan a la escuela.

ansite