El Tablero acogió el Encuentro Diocesano de Jóvenes 2017.

400 jóvenes de toda Gran Canaria participaron con el obispo en el evento organizado el sábado por el Secretariado de Juventud de la Diócesis de Canarias con la estrecha colaboración del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana
El Tablero acogió durante el pasado sábado el Encuentro Diocesano de Jóvenes 2017, organizado por el Secretariado Diocesano de Juventud de la Diócesis de Canarias, que contó para la ocasión con el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

En el encuentro, donde participaron de forma activa unos 400 jóvenes llegados desde todos los municipios de Gran Canaria, contó con la presencia e intervención del obispo Francisco Cases Andreu, quien recordó que los jóvenes, junto con los pobres, los excluidos y la familia, forman los pilares de la nueva Iglesia que está defendiendo y edificando el Papa Francisco.

El encuentro se desarrollo entre las 9:30 y las 23: 00 horas bajo el eslogan ‘Jesús te invita a su evento’, y a él llegaron los jóvenes con una catequesis previa realizada en grupos de trabajo en sus propios municipios centrada en la reflexión sobre la dimensión comunitaria de la fe y los tres vértices de pensamiento y acción que postulaba Jesús de Nazaret: escuchar, compartir y curar.

Profundizar en los motivos que unen a los jóvenes y a los cristianos como grupo fue el objetivo de este encuentro diocesano juvenil, siguiendo la estela y las líneas de trabajo de los encuentros que se están realizando a nivel mundial, como el último encuentro de jóvenes grancanarios celebrado el año pasado en La Aldea, y también la experiencia de convivencia internacional que se fraguó en el Encuentro Mundial de Jóvenes de Cracovia, o el próximo que está previsto celebrarse en Panamá durante 2019.

El evento se desarrolló en las instalaciones del Colegio Pepe Monagas, las dependencias parroquiales de la Iglesia de la Santísima Trinidad y la Plaza Pública de El Tablero. Durante el encuentro los jóvenes participaron en 50 talleres de 45 minutos cada uno, 25 de mañana y otros 25 durante la tarde, encaminados a fomentar la escucha y el compartir como las mejores herramientas para mejorar la cohesión grupo-social, y afrontar los individualismos, los desajustes emocionales, la pérdida de valores y la desmembración cívica que está imponiéndose en la actualidad.

Además de los talleres y seminarios, los jóvenes compartieron su almuerzo y también la cena, un taller de zumba y una sesión de baile con Djs, y protagonizaron la eucaristía concelebrada por varios sacerdotes y presidida por el obispo, a la que asistieron el alcalde Marco Aurelio Pérez Sánchez y varios concejales de su gobierno.

GranCanariaTv.com