Noticias

Juan Carlos Valerón anuncia su retirada entre lágrimas y rodeado de sus compañeros.

Entre lágrimas y rodeado por compañeros del equipo y su presidente, el de Arguineguín anunció hoy su retirada del fútbol en activo, dándole las gracias a Dios, por permitirle volver a jugar en su casa. Y siguió entre lágrimas dando gracias a compañeros, trabajadores del club y todos los que le rodeaban, especialmente a Aythami, que fue su gran apoyo dentro del vestuario.

El jugador continuará como capitán de honor y embajador de UD Las Palmas.
Juan Carlos Valerón: "Le he pedido a Jonathan Viera que lleve el dorsal 21, me haría mucha ilusión y para mí él es especial".
Valerón: "He decidido retirarme a final de temporada como profesional, aquí en mi casa".
"No podría soñar un mejor final en mi carrera que despedirme aquí, con mi gente".
"Tengo que agradecer especialmente al presidente, a Tonono, a todos los entrenadores y jugadores que han estado conmigo".
"Agradezco personalmente a mis compañeros, que me han hecho pasar los mejores momentos de mi carrera".
"Me gustaría que todos se sientan bien porque yo estoy feliz, quiero disfrutar estos dos partidos que me quedan de la mejor manera"
"Poder despedirme de mi gente aquí en el estadio será muy bonito".
Miguel Á. Ramírez: "Para nosotros es un auténtico honor poder estar hoy aquí, despidiendo a uno de los mejores futbolistas de la tierra".
"Valerón se retira dejando a la UD en Primera, ha sido un jugador importantísimo en la plantilla"
"Juan Carlos se retira de los terrenos de juego pero seguirá ligado a la UD, será embajador y capitán de honor".
Valerón: "Es complicado quedarte con algo, desde mi regreso he vivido cosas especiales. No se puede pedir más".
"Solo tengo palabras de agradecimiento con la afición, me han tratado con mucho cariño desde el primer día".
"Lo más importante es que la decisión es mía, era el momento idóneo para mí, me siento bien con lo que estoy haciendo".
"El trato y el respeto que he recibido del club, el míster y mis compañeros ha sido increíble".
Miguel Ángel Ramírez: "Hago un llamamiento a la afición para que se quede tras el partido y hacerle un homenaje a Valerón".
Fotos de la Rueda de Prensa:

Biografía: 

Juan Carlos Valerón Santana juega actualmente de mediapunta en la Unión Deportiva Las Palmas, su primer equipo. Cumplirá 40 años el  17 de junio de 1975.

Al finalizar la temporada 2012/13 se desvinculó del Deportivo de La Coruña tras trece temporadas consecutivas en el club gallego y regresó a la Unión Deportiva Las Palmas.

De familia humilde y religiosa, se crio en la pequeña localidad de Arguineguín (Las Palmas de Gran Canaria) y rápidamente descubrió los placeres del balompié de la mano de Miguel Ángel, su idolatrado hermano mayor al que una gravísima lesión cortó en seco su prometedora carrera profesional. El joven Juan Carlos, como si de un homenaje vengativo contra la diosa Fortuna se tratase, decidió entonces que él sí que llegaría a la élite profesional. Dicho y hecho.

El menudo jugador se formó en las categorías inferiores del modesto Arguineguín para dar poco después el salto al juvenil de la Unión Deportiva Las Palmas. A pesar de su teóricamente insuficiente envergadura física, su talento no pasó desapercibido y logró auparse al primer equipo. Un año más tarde, disfrutó de 27 partidos en Segunda División en la temporada 1996-97, en la que además anotó dos goles y, curiosamente, recibió frente al filial del Real Madrid la única cartulina roja que vería sobre un campo de fútbol. Aquel 2 de marzo de 1997 fue el pistoletazo de salida para toda una leyenda del ‘fair play’.

La categoría de plata pronto se le quedó pequeña al ‘Flaco’ y se enroló en las filas del Mallorca, ya en Primera División. En el combinado insular solamente permanecería una campaña, puesto que meses después desembarcaría en el Vicente Calderón para lucir la camiseta del Atlético de Madrid en la que, a priori, se trataba de la gran oportunidad de su vida. Poco a poco, el fino mediapunta se hizo con un hueco en la plantilla y, a pesar de disputar 30 y 35 partidos respectivamente, no fue capaz de evitar el descenso del conjunto colchonero en el 2000.

Fue entonces cuando Augusto César Lendoiro, flamante presidente del vigente campeón de Liga, el Deportivo de La Coruña, pescó en río bravo y se trajo de la capital un goloso paquete en el que venían José Francisco Molina, Joan Capdevila y Juan Carlos Valerón. Por aquel entonces, el ‘Mago’ ya era un afianzado internacional con la selección absoluta, con la que llegó a disputar un total de 46 duelos entre 1998 y 2005, y en donde logró consolidarse participando en dos Eurocopas y en el Mundial de Corea y Japón.

El acierto del mandatario gallego trayendo a Valerón se reafirmó a medida que pasaban los cursos. Convertido en ídolo de masas, respetado dentro y fuera de A Coruña, su rodilla quiso llevar la contraria y dijo ‘basta’ en 2006, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior en un choque ante el Mallorca. A partir de ahí, un par de recaídas más, con sus consiguientes recuperaciones, le obligaron a no poder competir en condiciones normales durante prácticamente dos años.

Aunque contaba ya con una edad avanzada y remaba a contracorriente, el ‘21’ blanquiazul no aceptó colgar las botas y ganó una batalla personal para el deleite de la afición herculina. Poco después, totalmente recuperado y como principal referencia de la plantilla, se hizo público un acuerdo con el Deportivo para garantizar su continuidad como miembro del club tras su retirada, pero el hecho de encadenar descenso, ascenso y descenso en los últimos tres campeonatos domésticos fue demasiado para la castigada fuerza de voluntad de Juan Carlos Valerón y su periplo coruñés es ya historia viva de Riazor.

Al finalizar la temporada 2012/13 se desvinculó del Deportivo de La Coruña tras trece temporadas consecutivas en el club gallego y regresó a la Unión Deportiva Las Palmas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GranCanariaTV.com Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Las imágenes de las plantillas son obra de Bim. Con la tecnología de Blogger.