Noticias

Bruselas: La Policía identifica a los hermanos Al Bakraoui y busca a Najim Laachraoui.

La radiotelevisión pública asegura que se trata de Jalid e Ibrahim al Bakraoui

Un diario identifica a otro de los sospechosos como Najim Laachraoui

La prensa belga asegura que hubo dos comandos y usaron tres coches


La Policía belga ha identificado a dos hermanos como supuestos participantes en los atentados de Bruselas que este martes dejaron al menos una treintena de muertos, según una información de la radiotelevisión pública belga, RTBF.

Se trata de los hermanos Jalid e Ibrahim al Bakraoui. Según esta información, ambos se inmolaron en la acción: Ibrahim en el aeropuerto de Zaventem, donde estallaron dos bombas, y Jalid en el metro de Maelbeek, donde explotó una tercera.


Los Bakraoui eran conocidos por delitos comunes y uno de ellos alquiló el piso del barrio bruselense de Forest donde se hallaron las huellas que condujeron a la detención de Salah Abdeslam, sospechoso de participar en los atentados de París el 13 de noviembre.

La prensa identifica a otro sospechoso como Najim Laahcraoui
La Policía belga continúa con las operaciones antiterroristas y busca intensamente a un hombre que pudo haber huido tras el ataque a Zaventem.

El diario Derniere Heure ha identificado a esta persona como Najim Laachraoui, de 24 años, al que ya se buscaba por su posible participación en el atentado de París. Restos genéticos de Laachraoui fueron hallados en los explosivos usados en la capital francesa, por lo que se cree que pudo fabricarlos.

Según una información de última hora del mismo diario, Laachraoui ha sido detenido en Anderlecht en la mañana del miércoles. La identidad del detenido, sin embargo, no ha sido confirmada por la Fiscalía y varios medios niegan que se trate de Laachraoui.

En las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto distribuidas por las autoridades se ve a tres hombres: dos de ellos llevan guantes negros en una sola mano (uno de ellos, supuestamente, sería Ibranim al Bakraoui) y el tercero viste chaqueta beige, sombrero y gafas. Los investigadores creen que los guantes podían ocultar los detonadores.

Una de las hipótesis con las que trabajan los investigadores, según la prensa local, es que los hombres con los guantes se inmolaron mientras el tercero pudo darse a la fuga. Se basan para ello en que en el aeropuerto fue hallado un artefacto sin explotar y los testigos vieron a un hombre huir del lugar.

Un taxista, clave en la identificación de los sospechosos
Fue el taxista que llevó a estos tres hombres hasta el aeropuerto quien dio a las autoridades la clave para su identificación.

Al taxista le había extrañado que los pasajeros no le dejaran ayudarles con sus maletas. Según su versión, tenían más bultos, pero no cupieron en el maletero.

Según varias fuentes, las bombas se hallaban en el equipaje. Ya en el aeropuerto, tras depositar sus maletas y bolsas de viaje en un carrito de portaequipaje, los presuntos terroristas hicieron estallar los dos artefactos.

El testimonio del taxista condujo a la Policía hasta una vivienda en el distrito bruselense de Schaerbeek. En el registro, que terminó poco después de la medianoche del miércoles, se encontró un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

La Policía científica aún realizaba algunas labores en una vivienda, pero los vehículos del servicio de destrucción de explosivos se han retirado, según Efe.

Tres vehículos
Según el diario La libre Belgique, los terroristas formaron dos comandos: uno atentó en Zaventem y el otro en el metro.

Los supuestos autores usaron, además del taxi, otros dos vehículos: un Renault Clio y un Audi S4 negro, siempre según este diario.

Inmediatamente después de los atentados, varios testigos destacaron la presencia en el aeropuerto de un vehículo marca Audi de color oscuro sin matrícula con tres o cuatro individuos en su interior.

Según el diario, la pista conduce a una persona de Limburgo, en la provincia de Lieja, que solo tiene 22 años y que ya estuvo bajo observación de los servicios de inteligencia el año pasado.

El propietario del Audi S4 visto en Zaventem pertenece a la comunidad turca y es conocido por los servicios belgas por haberse ido el año pasado a Arabia Saudí, de acuerdo con La Libre. Identificado solo con la sigla A, viajó allí junto con tres otras personas de Limburgo, de 22, 25 y 26 años, y de un hombre de Amberes de 33 años, de origen marroquí.

Los datos del Audi fueron trasladados rápidamente, al igual que los de un Renault Clio, a las autoridades en las fronteras francesa y luxemburguesa, así como alemana y holandesa, indica el diario.

Las personas que estaban dentro del Audi no se bajaron en el aeropuerto, donde hubo dos explosiones, sino que se volvieron a Bruselas, según la misma fuente, y allí pudieron cometer el atentado en el metro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GranCanariaTV.com Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Las imágenes de las plantillas son obra de Bim. Con la tecnología de Blogger.