Noticias

Desarticulada una organización de explotación sexual de nigerianas, en Canarias y Madrid.

La Policía desarticula una organización dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres nigerianas en Madrid y las Islas Canarias

Las víctimas eran captadas en Nigeria y sometidas a la voluntad de la organización por medio de rituales vudú con los que llegaban a creer que morirían si incumplían lo pactado con los mismos 

Los tratantes aseguraban a las mujeres que en un año podrían saldar la deuda contraída, que ascendía a más de 50.000 euros, ejerciendo la prostitución

La Policía ha detenido a cinco miembros de la organización y ha liberado a una de sus víctimas
02-enero-2016.- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a la captación de mujeres nigerianas para su posterior explotación sexual en diferentes zonas de Madrid y las Islas Canarias. Durante la operación se ha detenido a cinco miembros de la organización y ha sido liberada una de sus víctimas. La mujer, que fue captada por la organización a través de su propia madre, fue convencida para venir a España a ejercer la prostitución con la promesa de que en un año habría ganado suficiente dinero para pagar la deuda que contraería con la organización, que ascendía a 55.000 euros. Antes de viajar a España fue sometida a un ritual de vudú a modo de compromiso por el que quedaba completamente sometida a la voluntad de la organización, so pena de morir si incumplía lo acordado con la misma.

La investigación comenzó el pasado mes de abril, a raíz de la declaración de una mujer víctima de dicha organización que, vistas las condiciones de explotación a las que era sometida, decidió acudir a la Policía y acogerse a las medidas de protección previstas para estos casos.

Una vez comprobados todos los extremos declarados por la víctima, las investigaciones llevaron a la Policía hasta una organización de carácter internacional formada en su totalidad por miembros de nacionalidad nigeriana asentada tanto en los países de origen de las víctimas, principalmente Nigeria, como en los de tránsito y de destino, en este caso España, con funciones claramente definidas para cada uno de los miembros y una estructura claramente jerarquizada.

La víctima había sido captada a través de su propia madre

Las víctimas normalmente eran captadas en las zonas más pobres de las principales ciudades de Nigeria, a través de personas de confianza de la organización. En este caso en concreto, fue una mujer de nacionalidad nigeriana, residente en España, quien contactó con la madre de la víctima, ofreciéndola la posibilidad de llevar a su hija a Europa a trabajar para la organización ejerciendo la prostitución.

Según la comunicante, asumirían una deuda de 55.000 euros que podría quedar saldada en un año con su trabajo, quedando posteriormente liberada de su compromiso.

Ritos de vudú o juju a modo de compromiso entre los tratantes y sus víctimas

Una vez aceptadas las condiciones y previamente al comienzo del viaje, miembros de la organización practicaban a las víctimas rituales de vudú destinados a doblegar por completo su voluntad, quedando desde ese momento completamente sometidas a ellos.

Durante los ritos, que se realizan a modo de compromiso o pacto, los tratantes se comprometen a organizar el viaje y financiar los gastos derivados del mismo y las víctimas se comprometen a obedecer a los tratantes, a pagar la deuda económica contraída con los mismos y a no acudir a la policía ni delatarlos, so pena de morir ellas o sus familiares si incumplen lo pactado.

El grado de control logrado por medio de estos rituales es tal, que las madames encargadas de controlar a las mujeres no precisan estar en el mismo lugar que ellas, bastando con una llamada telefónica para que las víctimas obedezcan ciegamente, ejerciendo la prostitución durante largas jornadas y normalmente en la vía pública, estando así expuestas a todo tipo de agresiones, inclemencias, falta de higiene, enfermedades, etc.

Una vez en Madrid solicitan protección internacional

Las víctimas llegaban al continente europeo por vía aérea, haciendo escala en países como Benin o Senegal, donde facilitadores de la organización las proporcionaban documentación falsa o documentos auténticos de personas parecidas físicamente a ellas residentes legales en algún país europeo y billetes para continuar el viaje. También las aleccionaban para que pudieran llegar hasta Madrid sin tener problemas con la Policía en los diferentes aeropuertos.

Una vez en Madrid eran recogidas y trasladadas hasta un domicilio, donde permanecían encerradas durante días y posteriormente las explicaban que debían acudir a la Oficina de Asilo y Refugio y contar una historia falsa, aunque creíble, para que les fuera admitida una solicitud de Protección Internacional. Admitida dicha solicitud, las víctimas debían comenzar a ejercer la prostitución para saldar su deuda.

Después las acompañaban a la zona donde debían trabajar, muchas de ellas en la Casa de Campo de Madrid, donde las explicaban el lugar exacto en el que debían colocarse para captar clientes con los que mantener relaciones. La mami o controladora era la encargada de decirlas las tarifas que debían cobrar por los diferente servicios, así como de recoger diariamente el dinero que ganaran, amenazándolas e, incluso, agrediéndolas si algún día no obtenían nada.

La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, las UCRIF de Madrid y Las Palmas de Gran Canaria y la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de Lanzarote, con la colaboración de las Comisarías Locales de Fuenlabrada y Arrecife (Lanzarote). Durante la  misma se ha detenido a cinco miembros de la organización, dos de ellos en Madrid y tres en Arrecife y se ha liberado a una mujer, víctima de los mismos y a la cual se han proporcionado las correspondientes medidas de protección. Además, los agentes registraron cuatro domicilios, en Fuenlabrada, Móstoles y dos en Arrecife, en los que se han intervenido casi 10.000 euros en efectivo, once pasaportes nigerianos falsificados, nueve terminales telefónicos y numerosos soportes informáticos que están siendo analizados por expertos policiales.

Con la trata no hay trato

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de una nueva unidad de referencia en esta materia: la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

Dentro de la II Fase de este plan, que comenzó en enero de este año, la Policía Nacional ha puesto en marcha la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Con el claim "Con la trata, no hay trato. Denúncialo", la Dirección General de la Policía está promoviendo la inclusión de vídeos y carteles en prensa escrita, radio y televisión que favorezcan la concienciación e implicación social de todos los ciudadanos, y especialmente de los clientes potenciales de estos servicios, contra los delitos cometidos por las redes que trafican con personas para su prostitución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GranCanariaTV.com Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Las imágenes de las plantillas son obra de Bim. Con la tecnología de Blogger.